Río Negro

“Que haya ballotage en Río Negro es imposible, inviable”

Luego de tres períodos como intendente de Sierra Colorada, en la Región Sur de Río Negro, Alejandro Marinao llegó a la Legislatura con el aluvión del Frente para la Victoria sorista en 2011. Fue brevemente oficialista hasta que Alberto Weretilneck hizo su propio camino con el apoyo de un importante sector del justicialismo. Desde hace un tiempo, Marinao preside la principal bancada opositora, que como definió en la entrevista, pasó las pruebas de fuego del año electoral 2017 en el que él mismo y otros compañeros apoyaron iniciativas que el sorismo no quería, como el Plan Castello. A principios de este año el legislador retuvo la presidencia del bloque de 16 y confía en liderarlos hasta las elecciones del año próximo, en un clima de confianza en las posibilidades del roquense Martín Soria para conducir la provincia.

 -¿Cómo define usted desde su experiencia la tarea del legislador?

-Es saber congeniar lo que está necesitando el rionegrino para que a través de la herramienta legislativa pueda tener un resultado desde la legalidad o reglamentación. También hay una parte más de fondo, de propuestas en régimenes electorales, en temas de control de la administración pública, leyes macro que hacen al Estado.

-¿En qué temas trabajó sobre las demandas de los habitantes?

-En temas de salud, la ley de choferes, las necesidades de los intendentes para mejorar sus estados municipales. La ley de autismo es otro ejemplo, como los instrumentos de abordaje de la problemática de género que está muy en la agenda pública.

marinao.jpg

-Como definición, ¿El trabajo legislativo le cambia la vida a la gente?

-El trabajo legislativo es el que menos se percibe, porque las leyes las ejecuta el poder Ejecutivo. Si una ley involucra presupuesto hay más dependencia aún. Si le cambia o no la vida a la gente…el espíritu del legislador es ese, pero queda en el Ejecutivo terminar de dar esa respuesta y obtener resultados.

-Hay varias leyes que no se han reglamentado. Usted habló recién por ejemplo de la ley de autismo.

-En esta última etapa del gobierno de Weretilneck hay demoras en la reglamentación de leyes emblemáticas y que han tenido un alto contenido social en cuanto a la participación en la construcción. El gobierno está demorado y deja mucho que desear. Hay parálisis en debatir la cuestión de la salud mental, que le reclaman legisladores, la Defensoría del Pueblo y la Justicia. También la cuestión de género, donde el gobernador reconoce que teníamos razón desde el FpV cuando decíamos que había que discutir el tema de manera integral y proponer herramientas de reforma de la ley 3040.

Habló usted de satisfacer las demandas de los municipios. ¿Se considera un legislador municipalista?

-Si. Lo mejor que me pudo haber pasado en mi historia personal es saber sido elegido intendente de mi pueblo, Sierra Colorada, tres veces. Es una honra invaluable. Mi procedencia es municipalista y hemos trabajado mucho en la Liga de Intendentes que gravitó muy fuertemente con un desenlace espectacular en 2011, cuando Carlos Soria integraba aquella liga. Soy un legislador municipalista.

marinao 3

Hace unos años y una vez que llegó a la Legislatura un integrante de aquella Liga como Juan Domingo Garrone dijo que en comparación con ser intendente, ser legislador era como estar de vacaciones. ¿Tenía razón?

-Fue una metáfora a lo mejor desafortunada de mi amigo el Gringo. Hay un contraste enorme entre estar en un Ejecutivo y un Legislativo. La tarea del legislador en términos de actividad, es más aplomado, de estudio, de análisis, se necesitan tener otras herramientas, tener buenos asesores.

-Desde hace varios años en Río Negro cuando se habla de “El senador” todo el mundo sabe quién es. ¿Cuánto tiene de peso la figura de Miguel Pichetto como actor significativo para el parlamentarismo?

-Miguel Pichetto es el hombre del parlamentarismo argentino contemporáneo. Desde 2001 a la fecha es el hombre de Estado que Argentina necesitó y necesita. Es un profesional de la política.

-¿Incluso con sus variaciones ideológicas? ¿Eso tiene que ver también con el rol del legislador?

-El senador Pichetto es un hombre de Estado que brega por la institucionalidad y marca diferencias desde una banca opositora. El peronismo a veces es más crítico con un compañero que con el que está enfrente. El peronismo siempre ha ofrecido profesionales de la política, comprometidos con el Estado y con el pueblo.

-¿Cómo define al conjunto de legisladores que usted preside?

-En nuestra bancada hay legisladores con distintos perfiles, algunos más confrontativos, otros más moderados, pero laburan los 16.

-Con la excepción de la salida de Sabbatella, su bloque se ha mantenido unido. ¿Va a llegar así al proceso electoral de 2019?

-Por supuesto que vamos a llegar unidos. No me cabe la menor duda. Pasamos una prueba de fuego que fue la elección intermedia. El bloque tiene matices, no sólo está el peronismo y sus vertientes, sino otros partidos como Kolina y el Frente Grande. Esa prueba de fuego de 2017 tuvo discusiones puertas adentro, algunas leyes las votamos divididos, pero los resultados en las PASO y las generales de octubre nos mostró un bloque cohesionado con resultados en el territorio. Ahora tenemos que seguir abonando esa consolidación porque en Río Negro tuvimos resultados que no se obtuvieron en otros distritos.

marinao 1

-¿Ballotage sí o no?

-Para nada. Imposible. Inviable.

-¿La fruticultura tiene salida o no?

-Si, pero las políticas están erradas. El Libro Blanco del gobernador no persuadió ni a los productores ni al gobierno nacional. No tuvo presupuesto. Hay que buscarle la vuelta en una mesa de concertación.

-Usted votó el Plan Castello. ¿Hasta acá lo entusiasma la implementación?

-Me entusiasma fundamentalmente por la ejecución del gasoducto de la Línea Sur. El financiamiento del gasoducto es una deuda que tenía pendiente el Estado y el pueblo rionegrino para con la Región Sur. Necesitamos calidad de vida en la región menos desarrollada de la provincia. Siempre se subsidiaron actividades, millones y millones. Hoy quienes paguen la deuda del gasoducto están reconociendo el derecho que tienen los hermanos rionegrinos de la Región Sur de tener ese apoyo.

-¿Qué le falta a la Región Sur?

-Se necesitan dirigentes de distintos partidos políticos que definan cómo desarrollarla. La herramienta fue el Ente de Desarrollo. Tuvimos vaivenes y nos quedamos a mitad de camino.

-Hablando de caminos, meses más meses menos va a estar asfaltada la ruta 23. Hay que sumar el gasoducto y el tren sigue funcionando. ¿Qué hay que hacer, minería, ganadería?

-Políticas públicas activas pensando en el desarrollo. Planificación. La ruta terminará el año que viene, el tren está, el gasoducto se va a hacer, la fibra óptica ya está. La bioceanidad es una oportunidad, porque no sólo hay que pensar en la integración provincial, sino en la articulación con Chile, lo que le compete al estado nacional.

-¿Adónde se ve el 10 de diciembre de 2019?

-Hoy, volviendo a trabajar en la escuela.

-No le creo.

-Uno nunca deja de ser militante. Voy a trabajar para que un compañero llegue a la gobernación. Después veremos. Si el peronismo no me necesita en algún cargo de gravitación estaré colaborando desde la función docente.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s