Río Negro

Entrevista: Edersa y el banco Patagonia, en la mira de la Defensora del Pueblo

Los organismos de control externo dependen del poder legislativo. Es decir que tanto la Fiscalía de Investigaciones Administrativas como el Tribunal de Cuentas y la Defensoría del Pueblo son esquemas organizacionales donde el parlamento tiene plena influencia. Desde junio del año pasado Adriana Santagati conduce la Defensoría del Pueblo, ese organismo que jerarquizó e hizo popular Nilda Nervi o que le sirvió políticamente a Ana Piccinini para dar un espaldarazo trascendente a la campaña electoral de Carlos Soria en 2011.

Santagati viene de ser adjunta de una gestión gris de Nadina Díaz y en el contexto de una relación quebrada entre ambas. Recibió a Diario Legislativo en su despacho y dejó algunas definiciones.

-¿Cuáles son las principales ventajas y desventajas de conducir la Defensoría con la experiencia previa de haber sido adjunta?

-Conozco la real función de la Defensoría, que plantea un rol protagónico del Defensor, que puede implementar las iniciativas. Creo en el trabajo en equipo, la convivencia y el trabajo compartido con el Defensor Adjunto. Aquí hay gente trabajando desde el momento en que se creó la Defensoría, con mucha experiencia, empatía y compromiso.

defensora

-¿Cómo define el rol principal de la Defensoría como organismo de control?

-Es distinto al resto. Nosotros recibimos y atendemos los problemas de la gente. Nuestro rol como interlocutores con la administración es solucionarles los problemas y para eso necesitamos dialogar francamente con el Ejecutivo que lleva adelante la política pública. Tengo la satisfacción de haber podido lograr el vínculo respetuoso sin dejar de cumplir el verdadero rol de control.

Suele aparecer Viedma a la cabeza de las demandas habida cuenta de que allí se encuentra la sede de la Defensoría. ¿Cómo se trabaja para llevar el organismo al resto de la provincia?

-Es cierto. En las estadísticas que monitoreamos mensualmente detectamos que el mayor caudal de reclamos viene de Viedma. Tenemos delegaciones aunque algunas se cerraron y lo que hacemos es recorrer la provincia. El defensor adjunto (César Domínguez) está en el Alto Valle permanentemente y desde allí vamos recorriendo las localidades. Hemos realizado un convenio con el Superior Tribunal de Justicia y atendemos en los juzgados de paz, las oficinas de atención al ciudadano y las casas de justicia. Eso hace que la gente pueda efectuar sus reclamos. Es valiosísimo el trabajo y la receptividad que tenemos. De tener un puñado de delegaciones pasamos a tener presencia en 49 puntos de la provincia, además de estar en Bariloche, Roca y Cipolletti. También tenemos las llamadas gratuitas al 0800 999 3776 y eso democratizó la presencia de la Defensoría.

¿En esta provincia con realidades tan distintas hay reclamos comunes?

-Si. Todo lo referido a la calidad del servicio de distribución de energía eléctrica. Específicamente los cuestionamientos vienen por el deficitario servicio de la empresa Edersa. Esto lo hemos tenido no sólo ante contingencias climáticas, sino también cuando no las hay.

391c282a-8324-4612-a13e-bafa8b29368c

¿Qué otros?

-Los descuentos inconsultos que realiza el banco Patagonia con respecto a los seguros, específicamente SURA. Eso lo estamos trabajando con la Agencia de Recaudación Tributaria. Otros reclamos son la falta de cajeros automáticos y sucursales bancarias, y están los problemas de telefonía, cosa que también ocurre a nivel nacional. Finalmente está el reclamo por Internet, que yo creo que debe ser un servicio público porque la brecha digital genera una gran exclusión en la vida de las personas.

¿Cuánto preocupa la cuestión ambiental? ¿Hay demandas en ese sentido?

-Es un tema muy relevante. El primer expediente que se abrió cuando se creó la Defensoría con el ingeniero Kugler como titular tuvo que ver con una cuestión ambiental como la tala de árboles en la costanera de Viedma. Esto ha ido creciendo. Los derechos económicos, sociales y culturales han avanzado mucho. En ambiente hay que trabajar en la faz preventora, adelantarnos porque cuando se genera el daño la reparación lleva mucha plata y mucho tiempo, como la remediación por el residuo de plomo en San Antonio.

Los organismos de control dependen de la Legislatura. ¿Hay un sentido de pertenencia al ámbito legislativo, tanto en funcionarios como en empleados?

-Si. Somos parte de la estructura y tenemos un franco y permanente diálogo con todos los legisladores. Vamos monitoreando el trabajo legislativo, lo tenemos en cuenta y opinamos cuando nos lo piden. Y también tenemos la iniciativa parlamentaria que hasta ahora no se ha usado mucho.

¿Ese diálogo con los legisladores y el presidente del parlamento es fluido? ¿Cuánto?

-Los legisladores de las distintas fuerzas políticas tienen las puertas abiertas, concurren a la Defensoría, han pedido informes respecto a expedientes que llevamos adelante y se los proveemos.

¿Qué mirada tiene sobre las defensorías municipales teniendo en cuenta la experiencia de Bariloche y las intenciones en Viedma?

-Sirven. Nos integramos las defensorías provinciales y las locales a nivel nacional. Con Bariloche tenemos un convenio y también trabajamos con la Defensoría de la Nación y el resto de las defensorías porque nos une la necesidad de dar una respuesta o una solución al vecino que viene agobiado porque la administración no se las dio. En el caso específico de Viedma participé de una reunión con los concejales y les conté cómo es el trabajo, los invité a que hablaran con los empleados y se fueron con una idea distinta de la que tenían. Es muy saludable que haya defensorías porque interactúan y resuelven los problemas. La red que tenemos con los defensores de todo el país se integran en igualdad de condiciones con defensorías locales y provinciales.

-En Viedma el proceso viene complicado porque los concejales no se ponen de acuerdo con el nombre del titular.

-Se tienen que dar el permiso porque ha sucedido a nivel nacional si no se reúnen los votos de desestimar el concurso. Estas cosas ocurren, son factibles, pero es un órgano saludable para la democracia.

-A propósito, hay un encuentro nacional a realizarse próximamente.

-Si, en mayo vamos a recibir en Viedma a todos los defensores del pueblo de la República Argentina en el primer plenario anual y va a ser una buena oportunidad para que se vea la importancia que tiene instituto en la democracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s