Congreso Nacional

Análisis: El año de los senadores nacionales por Río Negro

Entre senadores elegidos por los rionegrinos la centralidad la sigue marcando Miguel Pichetto. Estandarte de la Cámara Alta, armó el Peronismo Federal junto a líderes territoriales y condujo un bloque que pese a algunas bajas le significa al presidente Mauricio Macri la garantía del respaldo parlamentario a sus políticas a pesar de no tener mayoría en ninguno de los recintos.

Tan enfocado en lo nacional y su armado más anticristinista que antimacrista, Pichetto desatendió el frente provincial. Le dejó la conducción a Martín Soria aunque se distanció discursivamente tanto él como sus voceros locales de las alianzas tejidas por el roquense con espacios más de izquierda. “El peronismo es de centro”, repite una y otra vez.

Macri quiere a Pichetto en el Senado y su mandato vence este año. ¿Será candidato? ¿Y en el contexto de qué alquimia electoral? Su relación con el gobernador Alberto Weretilneck es inmejorable.

Una de las escindidas del bloque de Pichetto fue Silvina García Larraburu. La senadora se fue a mitad de año con Cristina Fernández de Kirchner. La otra acción por la que fue noticia ocurrió en el trayecto del expediente de la ley de aborto seguro, legal y gratuito entre Diputados y Senadores. En apenas días pasó de asegurar su voto favorable al igual que los otros siete representantes nacionales rionegrinos a rechazarlo de plano. Brindó una explicación espiritual y tuvo el apoyo de las “celestes” de Río Negro, todas legisladoras provinciales de Juntos entre las que se encuentran Tania Lastra y la pastora evangélica María Gemignani.

Las buenas migas de García Larraburu con encumbrados dirigentes del partido que gobierna Río Negro y su inexistente relación con Soria siempre la colocan muy cerca del también cercano armado electoral.

Decididamente enfrente del gobierno nacional volvió a estar Magdalena Odarda, que en el terruño propio consolidó su relación con el FpV al punto de tener las mayores chances de convertirse en la candidata a vicegobernadora de Soria. Cuenta entre sus virtudes con un andar incansable y una línea ideológica de coherencia, aún con sus vaivenes partidarios y sus alianzas transitorias cuestionables. 2018 fue la consolidación de su nueva marca RIO con una fuerte impronta ambientalista.

En lo que se refiere a lo estrictamente parlamentario, Odarda siempre está en la cúspide de la laboriosidad, conservando esa característica forjada en sus años de experiencia en la Legislatura provincial.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s