Análisis

Aborto: una grieta de baja intensidad en Río Negro

El debate sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) se llevó buena parte de los debates parlamentarios a nivel nacional, pero también tuvo sus protagonistas locales.

Lo más notorio en términos de relevancia institucional fue la pirueta de la senadora Silvina García Larraburu. A mitad de camino había dejado el bloque de Miguel Pichetto para irse al de Cristina Fernández. Una vez allí, ese espacio de Unidad Ciudadana había expresado su posición unánime en contra de aborto ilegal. Incluso la propia senadora había expuesto su postura en ese sentido. Sin embargo, una experiencia mística provocó un cambio de posición y terminó siendo la única representante rionegrina en el Congreso en contra de la IVE.

El debate, no obstante, llegó a la Legislatura provincial. En una Río Negro inscripta en la vanguardia de los derechos personalísimos, con exponentes históricos de la talla de Marta Milesi (Juntos) un grupo de cinco legisladoras encabezadas por Tania Lastra (Juntos) plantó bandera en su militancia por “las dos vidas”.

Las legisladoras rionegrinas “PRO-Vida”.

Lastra, Silvia Paz, Elsa Inchassendague, Norma Coronel y la pastora evangélica María Gemignani presionaron a los representantes rionegrinos en el Congreso, los cuestionaron duramente y ante la voltereta de Larraburu celebraron con selfies y sonrisas. En su postura pro religión y conservadurismo, Gemignani rechazó más tarde la incorporación del cupo trans en la administración pública. Se puede estar en desacuerdo, pero no puede alegarse coherencia en cuanto a la negativa a ampliar derechos.

Estas legisladoras incluso llegaron a pedir por un registro de personas no nacidas para ser inscriptas en un registro, con nombre y apellido, que había sido propuesto por García Larraburu.

En el bloque de Juntos también se dio la postura más descarnada de una situación que volverá a ser debatida más temprano que tarde. La legisladora Graciela Valdebenito, de profesión enfermera, contó que vio morir jóvenes en Viedma por los abortos clandestinos.

Valdebenito brindó un testimonio durísimo sobre las muertes por abortos clandestinos en Viedma.

En cuanto a Viedma, un poroteo realizado por Diario Legislativo mostró que si la legalización del aborto hubiera dependido de los concejales, la votación hubiera resultado 8 a 1, con la sola oposición de Silbana Cullumilla (FpV). Otras ciudades como Cipolletti se declararon PRO-Vida, a instancias del intendente del PRO Aníbal Tortoriello.

En suma, más allá de estas expresiones importantes el debate sobre el aborto no tuvo en los parlamentos provincial y viedmense una intensidad importante, situación dada quizá por la postura mayoritaria en favor de la legalización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s