Análisis

Marinao, el hombre que manejó tensiones y mantuvo el bloque a flote

El presidente del bloque de legisladores del FpV, Alejandro Marinao, recibió un fuerte respaldo para volver a ser candidato al parlamento. Fue cuando en su terruño Sierra Colorada el aspirante a la gobernación Martín Soria le dio inequívocas señales de su importancia como conductor de la segunda minoría del parlamento.

Por estos días, todos los partidos y alianzas se encuentran bajo la tensión permanente de la confirmación de fórmulas y armados de listas. Por eso, las señales de los líderes son leídas como respaldos suficientes.

En el caso de Marinao se le reconoce desde la conducción del justicialismo haber manejado con pericia un bloque siempre complejo cuyos integrantes navegan entre el juego de la oposición acomplejada, otra más madura y una tercera con elementos permeables al calorcito que arroja la llama del oficialismo.

Durante el mandato del hombre del sur al frente del espacio legislativo se atravesaron varias tormentas, incluyendo la aprobación del endeudamiento para el plan Castello, donde él mismo y otros cinco parlamentarios dieron el sí a pesar de la férrea oposición de Soria y sus más cercanos, como el vicepresidente del bloque Luis Albrieu y el alter ego del roquense Nicolás Rochás. No sin inquinas, Marinao logró controlar las broncas y apaciguar los ánimos para seguir sosteniendo la unidad.

Dos legisladores díscolos también plantearon situaciones de complejidad. Uno fue Mario Sabbatella, que en etapas de enojos con el mismo Soria con el que ahora se toma selfies sonrientes se fue de su bloque, abrió uno propio y ahora volvió de facto. Ariel Rivero y su ultrapichettismo también entrañaron un tema, al colocarse en una posición a veces más oficialista que la de Facundo López.

Ariel Rivero y Javier Iud, junto al presidente.

Otra tormenta que entrañó yerros iniciales pero que terminó con alivio fue el de la denuncia por abuso sexual contra Javier Iud. El bloque tuvo una vara distinta en la evaluación inicial respecto a los sucesos que terminaron con la carrera política del frutícola Rubén López. La situación judicial de Iud terminó sin acusación y el bloque respiró.

Con todas esas dificultades, Marinao garantizó esa unidad e hizo navegar el barco legislativo de la principal oposición por aguas turbulentas pero llega en calma chicha al puerto del 7 de abril. Por eso, el dedo Soria le guardó un lugar privilegiado en la confección de las listas parlamentarias.

Juan Gorosito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s