Análisis

Las vice: ¿Convicción o estrategia?

Las teorías de Jaime Durán Barba inundan toda la política argentina. Meses atrás insistió ante el presidente Macri: “en la fórmula debe haber otra vez una mujer”. La máxima se repitió en cada distrito.

El logro de espacios de decisión política por parte de las mujeres no es nuevo ni inventado por el ecuatoriano admirador de Hitler. Lo que apenas hace Durán Barba es clarificar lo dado. Cristina fue electa en 2007 presidenta de la Nación siendo la primera de la historia (con la salvedad de Isabel vice). Ese mismo año 2007 Fabiana Ríos era la primera gobernadora de la historia y también fue sucedida por una mujer Rosana Bertone, en tierras fueguinas. Lucía Corpacci ganó en 2011 (repitió en 2015) la conservadora Catamarca y María Eugenia Vidal dio el golpe en la provincia de los barones del Conurbano.

La provincia de Río Negro tendrá el 10 de diciembre de 2019 su primera vicegobernadora de la historia. Incluso puede ocurrir que dos de los cuatro aspirantes a la gobernación sean mujeres, si finalmente Lorena Matzen encabeza Cambiemos tras el anuncio de que Norma Dardik será la líder de la lista del FIT.

El gobernador le reconoció a Carreras pericia para acomodar el frente turístico en Bariloche.

Alberto Weretilneck impuso a Arabela Carreras. Según los dirigentes más cercanos al gobernador le reconoce la reconstrucción de la relación del gobierno con la patria turística barilochense, que afirman que para el mandatario es prioridad. Sin embargo, desde una perspectiva de género la ministra de Turismo no exhibe una militancia que pueda arrimar votos del colectivo feminista. Ni como funcionaria de Alberto Icare, ni como legisladora, ni como ministra se la referencia como una luchadora de pañuelo verde ni posturas públicas en favor de la reivindicación de los derechos de las mujeres. ¿Como candidata enarbolará un discurso al respecto? Veremos. En el gobierno evalúan al feminismo más como una minoría intensa que como un movimiento que vino a cambiar el status quo. Subyace una mirada “machirula” que se evidencia en que no hay referencias femeninas en el círculo rojo.

El gabinete provincial también muestra su desbalance. De los 13 organismos que componen el gabinete, sólo tres son dirigidos por mujeres: Turismo, Educación con Mónica Silva y Niñez con Roxana Méndez.

Cuando Carlos Soria ganó la elección de 2011 anunció que el 50 por ciento de su gabinete iba a estar conformado por mujeres (también que la Jefatura de Policía iba a ser comandada por un civil). Sin embargo, en su primer equipo brillaron por su ausencia. Como su sucesor, Weretilneck justificaba que los principales cuadros femeninos del FpV estaban ocupando escanios en el parlamento.

Según el sorismo, Odarda es la única que suma votos por fuera del FpV.

Magdalena Odarda tiene una carrera política mucho más prolífica que Carreras. Desde la orfandad de un partido sin penetración en la provincia, como el ARI se las arregló con alianzas esporádicas para mentenerse en la discusión, incluso abusando de sus candidaturas repetidas hasta el cansancio. Ahora fue señalada por Martín Soria como su compañera de fórmula, menos por su representación del feminismo que por un pragmatismo brutal: “Es la única dirigente que me suma puntos por fuera de los que ya nos van a votar”. Con todo, Odarda sí puede exponer si bien no una militancia a ultranza en cuestiones de género, una mirada femenina en su derrotero político, producto de más dos décadas de abrirse paso a los codazos en un ambiente político dominado por el género masculino.

Soria también tiene en su mesa chica una fuerte impronta de masculinidad. Basta con repasar sus espadas parlamentarias, encarnadas en su alter ego Nicolás Rochás. Cuenta, no obstante, con un dato favorable: un fuerte protagonismo femenino en su gabinete roquense, donde cuatro de los cinco principales organismos locales son conducidos por mujeres. ¿Esto implica una perspectiva de género en sus políticas? No necesariamente.

Por convicción y por estrategia, por militancia y por progreso, por ideas y por pragmatismo, las mujeres ganan espacios en la Río Negro que fue pionera en la equidad de genero en el armado de listas. El desafío es que esa equidad se refleje en los ejecutivos y tenga su correlato en la confección de políticas públicas.

Juan Gorosito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s