Río Negro

Reconocieron a joven obrero que salvó la vida de una bebé

La Legislatura de Río Negro aprobó el proyecto de ley presentado por el legislador Raúl Martínez que declara como  “Personalidad Destacada” en el Servicio a la Comunidad a Gabriel Maureira, joven obrero de la construcción, en mérito a su ejemplar conducta que le salvó la vida a una bebé de 1 año de edad en Viedma, 19 de mayo.

Martínez reconoció el valor de la ley que habilita este tipo de reconocimientos porque “Río Negro ha establecido leyes de avanzada para establecer reconocimientos de vecinas y vecinos que se destacaron y/o destacan en un hecho o trayectoria en la vida en comunidad”.

“Esa particularidad rionegrina establece que, a diferencia de otros distritos, los gestos de profundo valor humano deben ser reconocidos, premiados y explicitados con sana exaltación en vida de los potenciales homenajeados”, agregó.

Maureira junto al legislador Raúl Martínez.

La historia

Gabriel Maureira es un joven obrero de la construcción de la capital rionegrina.

Es integrante de una familia relacionada desde siempre con ese oficio duro, tantas veces incomprendido y la mayoría del tiempo poco reconocido.

Desde muy chico aprendió las nociones mínimas del oficio y luego se fue capacitando tanto en la tarea diaria como en cada curso o taller de capacitación brindado por la Unión Obreros de la Construcción (UOCRA), Seccional Viedma, y en la Mutual Obreros de la Construcción (MOC) de Viedma.

El día 19 de mayo del año 2019 Gabriel estaba compartiendo su día libre con un grupo de amigos en una esquina del populoso barrio Lavalle de Viedma.

En un momento, los gritos desesperados de una madre llamaron la atención del grupo que, alertado, vio a la mujer junto a su papá y una bebe de poco más de un año en evidente estado de shock.

Gabriel no lo pensó e inmediatamente tomó a la niña en brazos y comenzó a practicarle los auxilios indispensables aprendidos en un curso de RCP brindado oportunamente por la seccional viedmense de la UOCRA en convenio con el gremio de los Guardavidas.

Como pensó que la niña podría estar atragantada con algún alimento, colocó el cuerpito de una forma que le permitiera aplicar las nociones mínimas para lograr la expulsión de aquello que obstruía posiblemente la respiración de la niña.

Sin embargo, notó que la situación empeoraba y la beba cada vez adquiría signos evidentes de una imposibilidad para respirar.

Fue entonces que colocó a la niña en la vereda, boca arriba, y comenzó a practicarle ejercicios de respiración boca a boca, no sin antes llevar adelante todos los recursos aprendidos en el curso de referencia.

Mientras tanto, la madre de la criatura siguió su desesperada carrera hasta la unidad policial más próxima y su padre observaba azorado los esfuerzos de Gabriel.

Acertó a llegar una vecina, enfermera de profesión, que acompañó la tarea del joven y aprobó cada gesto de reanimación llevado adelante.

Grande fue la alegría de todos cuando la pequeña beba reaccionó positivamente a los ejercicios de RCP practicados por Gabriel.

El hecho fue difundido por los medios de comunicación de Viedma y rápidamente se “viralizó” en las redes sociales.

“Ese reconocimiento social debe tener su correlato en los ámbitos institucionales y por ende deben tenerse en cuenta las normas vigentes para que estos hechos superen la anécdota y se ubiquen en el sitial ideal de una sociedad”, indicó Martínez.

“Esto nos enseña que todos podemos ser Gabriel Maureira si multiplicamos los conocimientos y los ponemos al servicio de los demás”, concluyó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: